Hoy tiramos la casa por la ventana. Os recomendamos un sitio para celebrar un acontecimiento importante de vuestra vida, ya sea un cumpleaños, un ascenso en el trabajo, un aniversario o simplemente para celebrar que estáis sanos.

“El Café de Oriente” es un restaurante situado en un edificio del siglo XVII que mira al Palacio Real. En el estuvo el convento de San Gil hasta el siglo XX para después instalar una imprenta. Está abierto al público como restaurante y café desde 1.983.

Es uno de los mejores espacios de Madrid desde el desayuno hasta la cena, pasando por la comida. Su interior, con salones abovedados, terciopelos y muebles antiguos, lo convierte en un espacio singular en una ubicación única.

Con una gastronomía cuidada, de alta calidad, en un entorno con vistas al Palacio Real y con una gran terraza en la Plaza de Oriente que la hace muy atractiva, igual para tomar un café que para tomar una comida completa.

Por el “Café de Oriente” han pasado y siguen pasando personalidades españolas y extranjeras de todo tipo. Mingote tenía costumbre durante muchos de dibujar su viñeta diaria en el “Café de Oriente”

Su terraza está abierta todo el año, acondicionada para los días de mas calor o mas frío. La situación, frente al Palacio Real y los jardines de la Plaza de Oriente contribuyen al encanto de este local.

El restaurante `formal´está situado bajo las bóvedas del antiguo convento y dividido en distintos salones con capacidad para diferentes comensales, ya sea una reunión de trabajo, una reunión familiar o en pareja.

Tienen un Menú Especial Bistró, a elegir entre una selección muy variada de platos, compuesto de un entrante, un plato principal y un postre, por 25 euros por persona.

Normalmente tienen dos menús degustación, el tradicional y el especial. Con el primero nos vamos a 45 euros por persona y con el segundo a 58 euros por persona. Si queremos tirar de cartera, la carta tiene platos exquisitos y los postres son deliciosos, pero ya se pondría en unos 65 euros por persona. No es barato pero es que lo bueno tiene un precio. La experiencia lo vale.

Situado en la Plaza de Oriente, 2 y al lado del Teatro Real, ofrece platos de alta cocina española y francesa.

El emblemático “Café de Oriente” abre todos los días desde las 12 de la mañana.

¡Celebremos la vida!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here