Septiembre en Madrid es un mes para pasear. La temperatura es muy agradable, sin los calores de Agosto pero todavía oliendo a verano.

Os propongo un paseo que empieza en la Plaza de España, aunque debido a las obras de remodelación que se están haciendo, no podremos pasear por los jardines.

Pero si levantamos la vista al cielo, nos encontramos con el Edificio España, de estilo neobarroco, construido en 1.953. Tiene 117 metros de altura en sus 27 plantas y ahora es el Hotel Riu Plaza España.

En las dos últimas plantas de este hotel está el sky bar `De Madrid al cielo´ con una terraza de 500 m2 que ofrece una vista única sobre los tejados de Madrid. Sus precios son algo mas altos que a pié de calle, pero es que su pasarela de cristal también está situada muy alta. Una experiencia para valientes sin vértigo, pero digna de vivirla.

A pocos metros, en la misma plaza, está la Torre de Madrid, construida en 1.957 y que durante unos años fue el edificio de hormigón mas alto del mundo. Las nueve primeras plantas las ocupa el Hotel Barceló Torre de Madrid y desde la planta 10 hasta la 32, son viviendas. En la planta 33 hay un gimnasio y un mirador excepcional.

Salimos de la Plaza de España y a tres minutos hacia el oeste, encontramos el Templo de Debod, que tiene una antigüedad de 2.200 años. Fue regalado por el gobierno egipcio a España para evitar que fuera inundado por la presa de Asuán y como agradecimiento por la ayuda española para salvar otros templos que iban a ser inundados. Fue reconstruido en Madrid, piedra a piedra, manteniendo la misma orientación que tenía en su lugar de origen. La visita es gratuita y abre de martes a domingo. Contemplarlo al atardecer, con los últimos rayos del sol, ofrece una vista espectacular.

Seguimos nuestra ruta hasta la calle Bailén, donde encontramos los Jardines de Sabatini. Estos jardines y el Palacio Real los dejamos para un próximo paseo, porque hay que verlo despacio.

Subiendo por Bailén encontramos el Palacio del Senado, que fue un convento fundado en 1.581 al que se le han añadido dos nuevas construcciones: una para el hemiciclo y otra para oficinas. Se puede visitar gratuitamente, previa reserva.

En nuestro paseo encontramos el Palacio de Godoy, un edificio muy austero en su fachada y que no es visitable.

Y por fin llegamos a la Plaza de Oriente, frente al Palacio Real, con sus hermosos jardines y sus estatuas de reyes. Fue mandada construir por José Bonaparte, hermano de Napoleón, que fue impuesto como rey de España después de el 2 de Mayo. Reinó mas de 5 años con el nombre de José I.

El llamado por el pueblo `Pepe Botella´, quería un Madrid amplio, con plazas monumentales al estilo de París y el espacio frente al Palacio Real era perfecto para tal fin.

En el centro de la plaza está la estatua a caballo de Felipe IV y rodeando los jardines estatuas de reyes de España que, en principio, debían haber sido colocadas en la parte mas alta de las fachadas del Palacio Real.

Debido a su gran peso, se desestimó la idea ya que peligraba la estructura del edificio.

También vemos en este paseo el Teatro Real, declarado Monumento Nacional, que es el gran Teatro de la Opera de Madrid, inaugurado en 1,850. Actualmente no hay visitas guiadas por su interior, pero no olvidéis ponerlo en la lista para cuando acabe el problema actual, porque es bellísimo.

Aquí acabamos nuestro paseo. ¿Estáis cansados? Pues sentaros en la terraza del Café de Oriente, desde donde hay unas magníficas vistas del Palacio Real y tomaros algo fresquito.

Seguimos cuidándonos: DISTANCIA DE SEGURIDAD, MASCARILLA Y GEL HIDROALCOHÓLICO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here