No es fácil decidir donde se puede comer el mejor bocadillo de calamares en Madrid. Hay tantos bares cuyo reclamo es el mítico bocata de esa rica fritura que habrá opiniones para todos los gustos.
El paseo por las calles de Madrid, haciendo parada en cualquiera de los excelentes establecimientos donde nos sirven esta delicia, es un gran plan para cualquier día de este verano.
Hoy os queremos recomendar sólo 3, no porque no haya bastantes mas, sino porque algunos de los mejores en Madrid, están cerrados, ya sea por vacaciones o por la pandemia.
Empezaremos por “La Ideal”, en la C/ Botoneras, 4, muy cerca de la Plaza Mayor. El local es pequeño pero su fritura es impresionante. Con un pan muy tierno por el que se asoman unas anillas de calamar muy bien fritas, estos bocadillos de calamares nos recuerdan los sabores de nuestra niñez.
Acompañados con una, muy bien tirada, caña de cerveza, hace que la visita a “La Ideal” sea imprescindible si queremos saborear los ricos calamares fritos de Madrid. Cierra a la 23:00 h.
Continuamos con “Tablafina”, en el Paseo del Prado, 48, con una propuesta de calamares fritos en un pan de mollete y aderezado con mayonesa de ajo negro. Es algo mas caro que el típico bocadillo de taberna tradicional, pero el entorno en el que lo sirven también es distinto. Está situado dentro del hotel NH Nacional, en Atocha.
Buenos productos y buena atención a los clientes. Cierra a las 12 de la noche.
Y terminamos con “El Brillante” en la Plaza del Emperador Carlos V, frente a la Estación de Atocha. Una cervecería de siempre, que ha conocido tiempos mejores y que intenta resurgir tras el confinamiento.
Desde 1.954 ha sido el sitio de referencia para comer buenos bocadillos de calamares y todo tipo de tapas.
Tiene una amplia terraza muy solicitada y muy fresca donde hacer una parada de picoteo.
Y estos son algunos de los mejores sitios de Madrid para saborear un buen bocata de calamares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here