Los sabores de New Orleans son de mestizaje en los que se fusionan influencias españolas, francesas y africanas.
El restaurante Gumbo nos ofrece una buena selección de estos sabores, que se mezclan para conseguir platos increíbles.
Situado en la Calle del Pez, 15, en el Barrio de Malasaña, su `plato insignia´es el gumbo, una sopa de marisco espesa y untuosa que da nombre al restaurante.
El local es muy agradable, con pequeños rincones en los que degustar estos platillos excelentes. Los tomates verdes fritos, las croquetas de cangrejo o las alitas, consiguen que nuestro paladar despierte a sabores diferentes.
Las Albóndigas de cocodrilo da un poco de miedo pedirlas, pero en realidad el sabor es algo parecido al pollo y están muy buenas.
En cuanto a los postres, son caseros y tantos la Banana Cream Pie, como los Crepes rellenos de naranja confitada, son excelentes.
Todos los días tienen un menú al precio de 11 euros, con pan, bebida y postre, que está muy bien.
Los fines de semana es difícil encontrar mesa, por lo que se recomienda reservar. Esta abierto de martes a sábados de 14 a 16 horas y de 21 a 24 horas. Los domingos solo abren a mediodía.
Sabores intensos de New Orleans en Madrid.

Dejar respuesta