PALACIO DE LINARES, EL MADRID DEL MISTERIO

(Las psicofonías grabadas por la doctora Carmen Sánchez de Castro en 1.990, pusieron de actualidad este Palacio que hoy conocemos como «Casa de América»)
Entre el Paseo de Recoletos y la Calle de Alcalá, con su bella fachada en la Plaza de la Cibeles, encontramos este Palacio con misterio.
Los primeros marqueses de Linares compraron en 1.872 el terreno al Ayuntamiento de Madrid, pero el edificio fue habitado por primera vez en 1.884, tras siete años de construcción.
Su monumental fachada, la belleza del edificio y las ricos materiales con los que se construyó hacen que su visita sea obligada.
Los salones, los techos, los muebles o los cuadros y tapices son muy lujosos y de un gusto exquisito.
Con motivo de los actos de Quinto Centenario y siendo Madrid Capital Cultural Europea, el Palacio de Linares se rehabilitó y se abrió como Casa de América en la que se realizan exposiciones, conferencias y debates.
Pero su leyenda sobre los fantasmas que se aparecían venía de mucho antes. Se decía que José y Raimunda, los primeros marqueses de Linares, tuvieron una hija, Raimundita. Poco después se enteraron que eran hermanos, ya que la marquesa era fruto de una relación que había tenido el padre del marqués con una cigarrera de Lavapiés.
Ante el miedo de que la sociedad descubriera que la hija era fruto del incesto, decidieron matarla y enterrarla en el palacio. Desde entonces, según la leyenda, el espíritu de la niña sigue vagando por esas bellas estancias.
Pero lo único documentado es que los marqueses no tuvieron hijos y que 15 años mas tarde adoptaron a una niña. Lo demás son leyendas.
Las visitas se pueden realizar los sábados y domingos de 11 a 13 horas y el precio es de 8 euros. Los mayores de 65 años, desempleados y estudiantes, 5 euros; los menores de 8 años, gratis.