No había vuelto desde que empezó la pandemia. No era uno de mis sitios favoritos. Pero esta semana, aprovechando que tenía que pasar al lado del que está en la C/. Alcalá, 150 (Esquina a la Plaza de Manuel Becerra), me he sentado en su agradable terraza y para mi sorpresa, la atención y la calidad de los productos han mejorado sustancialmente.
No puedo hablar de los demás “LIZARRAN” que están repartidos por todo Madrid, aunque supongo que la política de empresa es similar para todos.
Han cambiado la oferta de bocadillos y canapés, han añadido otras tapas y todo con una mejor calidad y unos muy buenos precios.
Nos hemos tomado un tentenpié de media mañana compuesto de un bocadillo de jamón (de muy buena calidad) con queso brie y otro de calamares (recién hechos) acompañados de dos cervezas fresquitas y muy bien tiradas y nos han cobrado menos de 10 euros. Y eso en terraza y servido por un camarero muy simpático y eficiente.
En cualquier otro sitio ya te cobran lo mismo, en la terraza, solo por las dos cervezas y si acaso acompañadas por unas chips blandengues.
También había tacos con una pinta estupenda, patatas bravas y demás cosillas que decían `cómeme´
Un acierto de “LIZARRAN” que creo que dará sus frutos en poco tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here