Tuesday, May 21, 2024

El Corazón del Daño: Un Drama Universal en los Escenarios del Teatro Español

El Teatro Español de Madrid se prepara para recibir un emocionante estreno teatral que promete explorar las complejidades de las relaciones materno-filiales de una manera conmovedora y provocativa. La obra en cuestión es El Corazón del Daño, una adaptación de la novela homónima de María Negroni, que verá la luz en el escenario bajo la dirección de Alejandro Tantanian y la actuación estelar de la talentosa actriz argentina Marilú Marini. Este evento teatral se llevará a cabo entre el 21 de septiembre y el 28 de octubre de este año, marcando un momento de orgullo para el Teatro Español.

La obra, que se originó como una novela publicada por la poeta y escritora rosarina María Negroni en 2021, ha sido aclamada por su capacidad para explorar las profundidades de una relación materno-filial que oscila entre la simbiosis y el conflicto. La historia narra la vida de una madre desesperada y desesperante, revelando un vínculo que se mueve entre la huida de la casa familiar hacia la clandestinidad revolucionaria, la migración y el descubrimiento de uno mismo a través de la escritura.

Lo que hace que esta adaptación sea aún más especial es que marca el debut en España tanto del director Alejandro Tantanian como de la actriz argentina Marilú Marini, quien ha residido en Francia desde 1970. Para el director adjunto artístico del Teatro Español y Naves del Español en Matadero, Luis Luque, esta producción es un logro significativo que enriquece el panorama teatral español.

Tantanian, el director de la obra, describe la adaptación como un artefacto que transforma la experiencia de lectura en una obsesión. María Negroni, la autora original, invita a los espectadores a embarcarse en un viaje poderoso que abarca la vida, la escritura y la militancia en Argentina y en el mundo. Esta adaptación teatral captura el espíritu de la novela y lo lleva a los escenarios, explorando temas universales a través de la experiencia de una madre y su hija.

La escenografía de la obra tiene un toque beckettiano, con un marco que permite entrar y salir para marcar la diferencia entre la realidad y la ficción. El lenguaje desempeña un papel central en la construcción de realidades, evocando el estilo del dramaturgo Samuel Beckett.

Marilú Marini, quien encarna uno de los papeles principales en la obra, se sumerge en la exploración de la dificultad de la relación corporal, un tema que se refleja tanto en la escritura de Negroni como en la adaptación teatral. La relación madre-hija se desacraliza y se vuelve palpable, con una escritura que es estética pero arraigada en lo carnal. La obra ofrece una mirada cruda y honesta a la complejidad de las relaciones familiares.

Aunque la autora de la novela, María Negroni, prefiere que no se la considere una obra autobiográfica, la frase que inicia el texto: “Voy a crear lo que me sucedió”, sugiere que está basada, de alguna manera, en su relación con su madre. La relación entre madres e hijos es una parte fundamental de la experiencia humana, y esta obra invita a los espectadores a reflexionar sobre sus propias conexiones familiares.

Latest Posts