TULUP en lenguaje maya significa frescura y es el nombre que han elegido para montar una heladería en la Calle Embajadores,6.

El principal atractivo de estos polos, aparte de la amabilidad de las personas que están al frente de este local, es que todos sus productos son artesanales, hechos con frutas de temporada en su mejor momento de madurez, sin colorantes ni conservantes, que añaden muy poco azúcar y que fabrican pequeñas cantidades de cada sabor, para mantener su sabor y textura.

Hay polos de muchos sabores, mas tradicionales o exóticos, como el de piña y chile con el que nos picará un poquito la lengua.

Los zumos, exprimidos al momento, pueden combinar tres o cuatro frutas distintas. El zumo Conga es de naranja, piña y hierbabuena. El Danzón lleva manzana, remolacha y piña. Pero el más refrescante tal vez sea el Samba. de fresas, sandía y limón. Hay para todos los gustos, siete zumos distintos.

También tienen aguas de sabores, de tradición mexicana, como uno de sus dueños, que se hace solo con fruta y agua y son muy refrescantes para el verano. El agua de Jamaica es la de más tradición y que ellos preparan haciendo una infusión de flor de hibisco, con unas hojas de hierbabuena y bien fresquita.

En invierno ampliarán su oferta con mermeladas artesanales de frutas, tartas caseras y chocolate mexicano caliente.

Todo natural, artesanal y fabricado en pequeñas cantidades para conservar su frescura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here